Quiero hacer dieta, mi pareja no me apoya, ¿Qué hago?

Quiero hacer dieta, mi pareja no me apoya, ¿Qué hago?

Al iniciar un plan de alimentación o proceso de cambio de estilo de vida más saludable y activo, te enfrentas a diversos retos. Entre ellos se encuentra el cambio de hábitos, patrones de comportamiento con respecto a horarios y estilos de comida; así como también elegir nuevos lugares para comprar los alimentos o quizás ajustar la técnica de cocción. Ya en si, estos son bastantes cambios a los cuales ajustarse ( y en algunos casos, esforzarse por cumplir, porque realmente no te apetece amoldarte a ellos, de forma natural), pero la historia no acaba allí, para los que estamos viviendo en pareja.

La convivencia en pareja es uno de los retos más grandes, ya que se trata de una continua negociación, que con herramientas de comunicación asertiva, inteligencia emocional y un poco de paciencia, se logra sobrellenar pacífica y amorosamente. El tema de la alimentación es otro reto importante en la vida en pareja, ya que cada miembro de la pareja, representa a todo un sistema familiar que tenía una manera particular de nutrirse, preparar los alimentos y de relacionarse con la comida. Existen las familias que tienen un patrón muy saludable, consumen lo necesario, quizás cultivan algunos de sus alimentos e ingieren suficiente agua. En otros casos están los sistemas familiares en los cuales casi no había comida ¨hecha en casa¨, sino que comer fuera de casa en restaurantes o quizás apoyarse en comida congelada, haya sido la alternativa más adecuada para sus estilos de vida. Algunas familias eligen el veganismo, vegetarianismo, la dieta mediterránea, la dieta cetogénica, entre otras. Y es cuando la pareja trae a su propia mesa, todos esos patrones, cuando el reto aparece. Y se convierte en un reto, porque las alternativas que se presentan son: 1)unificar sus hábitos y crear una nueva cultura familiar con respecto a los hábitos nutricionales que desean para su propio hogar, o 2 ) cada quien mantiene su patrón de alimentación que traía desde su hogar de origen y les correspondería respetarse uno al otro, o 3) lucha constante el tratar de imponer tu patrón de alimentación a tu pareja, por creer que es o más saludable o más ¨agradable¨.

Es más usual que quien tenga patrones alimenticios más relajados, poco sanos y sin restricciones, ejerza una influencia más poderosa en la relación, y el otro miembro de la pareja, tienda a adoptar esos mismos patrones como suyos,¿Y por qué se da esto? Esto es porque el ser humano en su naturaleza se aleja del dolor, pero se acerca al placer. Los azúcares y los carbohidratos, producen respuestas bioquímicas que dan placer y estimulan a consumir más. Se tiene un comportamiento muy similar a las ¨drogas¨, y de hecho hay personas que se han catalogadas como ¨adictas a los carbohidratos¨o ¨adictas al azúcar¨, llevándolas a consumirlas en exceso, tengan hambre o no, pero impulsados por un ímpetu físico que les exige cada vez mayor consumo de los mismos.
Teniendo en cuenta éstas características de nuestro cuerpo, le comprendemos mejor, y por lo tanto, nos es más fácil poder ayudarle, logrando así nuestras metas de peso saludable.Suelta la frustración, no es tu falta de dominio propio, es tu requerimiento de herramientas emocionales y nutricionales, que sé que te esforzarás por adquirir, e incluir en tu vida en pareja también.
En cuanto a la vida en pareja, en donde uno de los miembros no desea comer sanamente, primero te insto a no ser tu el miembro de la pareja que hace difícil el proceso, sino que sé quien sume su parte en pro de una cultura saludable dentro de la relación, ademas hoy te brindo otras 3 recomendaciones prácticas:
1ro. RESPONSABILIZATE POR TUS PROPIOS RESULTADOS
En la vida en pareja, en especial en aquellas que ya llevan varios años juntos, suele llegar a crearse una cultura de ¨UNO SOLO¨, en donde ambos prácticamente comen, hablan y piensan muy similar. Aunque eso es normal que ocurra con los años, es importante recordar que antes de estar en pareja, fuiste un ser individual, y eres responsable de tu propio bienestar emocional, espiritual y físico. No es responsabilidad de tu pareja hacerte mejorar, sino únicamente tuya, con el fin de sumar a tu propia vida y también a la relación. Parte de mantener ¨viva la llama de la pasión¨dentro de una relación de pareja es procurar ser un miembro de la pareja que aporta positivamente , y no ser una carga.

2do.PLANIFICA TUS ALIMENTOS
Quien planifica , no se expone a tener que improvisar. Al improvisar, en ocasiones te toca comerte ¨lo que hay¨y no lo que te beneficia. Un día a la semana siéntate a planear tus alimentos, y al hacer las compras, ten en cuenta este plan, para que pueda apegarte a él, y que en caso de tener que salir de casa, cuentes con alimentos preparados que puedes llevar contigo. Esto te ayudara a mantenerte en el régimen, y no a exponerte a la tentación de querer consumir otros alimentos menos saludables ( incluidos los que tu pareja pueda ofrecerte, con toda la buena intención, pero que quizás no son la mejor alternativa para tus metas).

3ro DEMUESTRA AMOR CON COMIDA; COMIDA SANA
Dentro de los patrones más comunes en una dinámica de pareja existe la de demostrarse cariño/ amor con alimentos altamente azucarados, calóricos o con grasas no saludables.Estos alimentos provocan la producción de endorfinas (placer), y estimulamos la adicción a esa sensación, y queremos producir en nuestra pareja ese mismo sentir. Demuestra amor a través de alimentos pero ¿qué tal si éstos alimentos cuidan la salud de tu pareja? Al cuidar la salud de tu pareja, tu mente aprende a cuidar de la tuya también. Recuerda que somos seres de hábitos y si le enseñas a tu mente el hábito de los detalles amorosos en la alimentación, llegará el día en que lo hará de manera inconsciente y sin esfuerzo.
4to-CRECE EN INTELIGENCIA EMOCIONAL
Al ingresar a una relación de pareja, es muy usual que queramos agradar a nuestra pareja y evitar molestias. Este comportamiento a la larga produce una distancia emocional, ya que promueve el guardar sentimientos y no expresarse libremente en un ambiente de confianza y amor. Al crecer en inteligencia emocional, aprenderás a comunicarte, a hacer solicitudes puntuales a tu pareja y a saber que esa persona va a realmente escucharte y apoyarte ( y si no es así, reconsidera si es sano continuar con esa relación). Desarrolla habilidades emocionales, para que no traigas a tu relación de pareja, cualquier carencia interior que tengas, sino que seas una persona que aporte y se permita una pareja que también le sume, y ambos puedan ayudarse a crecer mutuamente. La inteligencia emocional requiere de un proceso de aprendizaje, estudio y práctica, por lo que te recomiendo que inicies lo más pronto posible en conjunto con un profesional serio en el campo, y verás los maravillosos beneficios que te traerá la inteligencia emocional, tanto a tu relación de pareja como a tu estilo de vida saludable
5to.DISFRUTA EL PROCESO DE ALIMENTACIÓN SALUDABLE
El afán por adelgazar te aleja del amor, y te acerca al ¨miedo de no lograrlo¨. El conectarse con la emoción del amor, nos permite disfrutar el viaje hacia esa meta, en lugar de obsesionarnos por bajar de peso ( y al ritmo que exigimos), sino tratar con cariño tanto a nuestro cuerpo físico como al emocional. Respira hondo, honra cada paso que estás dando en éste camino y alcanza tus metas, entendiendo que no requieres bajar de peso para ser feliz, sino ser feliz , para bajar de peso.

Siguiente entradaLeer más artículos

Deja una respuesta